El Gobierno de Sánchez ataca a Orbán por la ley que protege a los niños frente al lobby LGTBI

gaceta.es -

 

El secretario de Estado para la Unión Europea, Pascual Navarro, ha indicado este lunes que el Gobierno de Pedro Sánchez espera que Hungría «recapacite» sobre sus reformas que salvaguardan el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.


«España va a insistir en concreto en la cuestión LGTBI, que nos importa muchísimo. La situación no es aceptable y pensamos que es el momento de que Hungría recapacite», ha indicado Navarro a la prensa en Bruselas, a su llegada a una reunión de Asuntos Generales de la UE.


En esta reunión a Veintisiete, los socios continuarán con el proceso del artículo 7 de los Tratados activado contra Hungría y escucharán a la ministra de Justicia, Judit Varga, que asiste a la reunión para rendir cuentas en una audiencia específica dedicada a Hungría.


El Gobierno de Orbán han aprobado leyes para restringir la propaganda LGTBI en las escuelas, y proteger la autoridad y el derecho de los padres a decidir qué enseñanzas deben recibir sus hijos. También ha restringido el contenido sobre cambio de género para los menores en los medios y la promoción de tratamientos de cambio de sexo (para niños).


El pasado lunes, el Parlamento húngaro reeligió a Viktor Orbán como primer ministro del país y en su discurso dejó claro que «no permitirán que activistas de género entren en las escuelas» y reiteró «la distancia cultural cada vez mayor entre la mitad occidental de Europa y Hungría». «Nosotros creemos en los fundamentos de la civilización cristiana de Europa y creemos en el concepto de los Estados nacionales», agregó.