Elon Musk indica que la caída de usuarios en Netflix se debe al ‘virus woke’: ¿qué es?

La plataforma de “streaming” se ha desplomado un 36%, ha perdido 200.000 suscriptores en el último trimestre y unos 100 millones de hogares ve Netflix sin pagarlo.


As.com

 

Las acciones de Netflix se desplomaron un 36% este miércoles en la apertura de Wall Street un día después de que anunciase unos resultados trimestrales peores de lo esperado. La plataforma perdió unos 200.000 suscriptores entre enero y marzo de 2022, su primer recorte en más de una década y una cifra en fuerte contraste con sus expectativas de sumar 2,5 millones. Los ejecutivos de Netflix señalan al incremento de la competencia de empresas de streaming como culpable.


Por si era poco, Netflix ha anunciado que en el próximo trimestre perderá otros dos millones de suscriptores, por lo que la plataforma, que cuenta con unos 221 millones de abonados, estudia la opción de implantar un modelo de suscripción con anuncios por un precio más bajo, alternativa a la que se ha resisitido hasta ahora.


Para Elon Musk el culpable de la caída de Netflix es el "virus woke". En otras palabras, el miedo de ofender a algunos colectivos, que ha provocado una producción cinematográfica limitada. El CEO de Tesla cree que la sobreprotección a ciertos grupos de personas ha bajado la calidad del contenido de Netflix y sus usarios han acabado aburriéndose. "El virus woke ha hecho que Netflix no se pueda ni ver", ha explicado en su cuenta de Twitter.



El uso de cuentas compartidas, máximo culpable


Según explican en Xataka, el mayor responsable del desplome de Netflix es el uso de cuentas compartidas. Cuando una familia o un grupo de amigos crea una cuenta de Netflix con cuatro perfiles diferentes, se facilita el intercambio de contraseñas y un mismo perfil puede utilizarse desde diferentes puntos. Según el informe a los inversores, más de 100 millones de hogares están utilizando Netflix sin pagar.

La imagen de Netflix como plataforma superproductora de series y cine ha llevado a la creencia popular de que no todo tiene la misma calidad. Si Netflix estrenaba 79 películas al mes en 2020 (según el medio citado), quizás todas no cumplían con las exigencias de sus abonados. La plataforma ya ha anunciado que mejorará la calidad de sus estrenos, decisión que llega tarde: la competencia aumenta (HBO, Prime Video, Disney+, Apple TV+, etc), y la competencia aumenta la calidad de sus producciones. Más no es mejor.