Grupo Quad, la herencia de Trump frente a China en Asia-Pacífico

Publicado en Rebelión en la granja el 11 de abril de 2021


La geopolítica se ha movido en la última década mucho más de lo que podía observarse a primera vista. No solo porque el mundo haya basculado hacia Asia-Pacífico, sino porque las estructuras internacionales creadas en occidente para el equilibrio político -OTAN, fundamentalmente- han sido claramente desbordadas por el crecimiento desmesurado de China en todos los terrenos: el tecnológico, el económico, el militar y el diplomático. Tampoco India es lo que era hace diez años. Y los llamados «tigres asiáticos» han adquirido una enorme importancia tecnológica y económica en la región, mientras Japón y Australia recelan de esa nuevo reparto de poder regional.



Nada mejor que ver el mapa de Asia-Pacífico para comprender la situación de los nuevos equilibrios mundiales.


Estados Unidos, Japón, Australia e India mantuvieron el pasado mes de febrero la primera reunión del Grupo Quad con verdadera trascendencia internacional, un grupo intergubernamental que tiene entre sus objetivos principales contrarrestar la influencia de China en la región del Indo-Pacífico.


En una conferencia de prensa posterior, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Jake Sullivan, indicó que los cuatro estados “no se hacen ilusiones” con respecto al gigante asiático. En una clara referencia al déficit democrático de Pekín, señaló que “Hablaron de la competición entre autocracia y democracia”, pero que también se abordaron “asuntos regionales claves tales como la libertad de navegación y contra la coerción en el Mar del Sur de China, el aspecto nuclear de Corea del Norte y el golpe de Estado en Myanmar”.


“Como ha dicho el presidente, Estados Unidos mantendrá una dura competición con China. Esperamos ganar esa competición”, expresó el portavoz norteamericano.

Consultado sobre el paso dado por India para bloquear la posibilidad de que sus operadores de telefonía móvil que utilicen equipos de telecomunicaciones fabricados por Huawei, Sullivan dijo que se trató de “una decisión soberana”, pero que “ciertamente es coherente con nuestras decisiones y lo que hemos dicho” sobre la empresa china. “Ya hemos manifestado nuestra preocupación por Huawei y sus relaciones con elementos del gobierno, el partido y las fuerzas armadas chinas”.


El grupo Quad es la transformación de otro grupo de trabajo constituido hace 15 años por los mismos países. Donald Trump ha fortalecido, durante su mandato, sus estructuras y su ambición, hasta el punto que se ha venido refiriendo a él como el embrión de una nueva OTAN en la que el rival a contener no es ya Rusia, sino China.

Ahora, los cuatro integrantes del Quad están padeciendo una creciente tensión con el gigante asiático.

Estados Unidos continúa sumido en su guerra comercial con China a pesar del cambio de administración y ha aumentado el ritmo de sus misiones navales y aéreas en el Mar de China Meridional.

Japón y la India viven momentos de crispación con China por las reclamaciones de soberanía de Pekín sobre territorios en disputa, en una escalada del régimen comunista en su afán nacionalista de reunificar el país y rehacer la Gran China. Australia vive una autentica guerra migratoria y arancelaria con el país de Mao. China ha roto el acuerdo «un país, dos sistemas» respecto de Hong Kong, con un recorte de libertades sin precedentes en la antigua colonia británica. También ha incrementado su amenaza contra la isla de Taiwán.

Por el momento, el Grupo Quad no es una organización militar, pero sí un acuerdo de colaboración entre socios con un enemigo común cuya hegemonía regional todos quieren evitar.

En noviembre de 2020 los cuatro países llevaron a cabo la llamada Operación Malabar, una maniobras navales conjuntas que van más allá de la simple cooperación regional. Vietnam, Corea del Sur y Nueva Zelanda sopesan su adhesión al Grupo, que pasaría a llamarse Quad Plus.

El objetivo de la nueva OTAN del Mar de la China es promover una iniciativa regional llamada “Indopacífico libre y abierto” destinada a contrarrestar la creciente expansión del gigante asiático China pretende cambiar el status quo del mar de la China Oriental y Meridional y convertirse en potencia hegemónica, y los 4 de Quad quieren evitarlo a toda costa.