La lección de Madrid

Por Miguel Ángel Iribarne


El sectarismo ideológico, la ineficiencia en la gestión pública y la concesividad ante las tendencias secesionistas no pagan, al menos en la Comunidad de Madrid. Esto es lo que ha tenido que entender la coalición social-chavista que viene gobernando España. Lo demuestra el abrumador triunfo del PP, que –unido al aumento de votos y de bancas de Vox– preanuncia una nueva mayoría política de derecha popular en la Península. Es altamente probable que esta victoria local se proyecte al conjunto del país en la próxima consulta electoral, cuya fecha dependerá de que “aguante” la actual composición de la Legislatura. En cualquier caso, Isabel Díaz Ayuso, presidente otra vez de los madrileños, es el nombre y la figura de una alternativa nacional en ciernes.