Entrevista a Austen Ivereigh







Entrevistador: Cuales fueron las razones por las cuales Benedicto XVI presentó su renuncia y se apartó del papado.

Austen: Todo lo que sabemos luego de seis años del papado de Francisco es lo que el mismo Benedicto XVI dijo en su momento. Razones de cansancio y vejez. El tomó la decisión en marzo del 2012, estando en México, cuando se resbaló y tuvo una herida grave en la cabeza y fue como un shok. Ahí se dio cuenta que le iba a costar continuar, sobre todo por los viajes. Y como en junio del 2013 iba a realizarse una reunión de la juventud pensó que se complicaría mucho. Se dio cuenta que no podía continuar. Tomo la decisión en México pero se lo guardó durante un año hasta febrero del 2013 cuando lo anunció. Solo cinco personas que sabían de eso y yo he hablado con algunas de ellas y esa ha sido la razón de su apartamiento. El sentía que no podía cumplir con las obligaciones del pontificado.

E: Cuales fueron las razones de los Cardenales para elegir a Bergoglio como Papa. La pregunta tiene el siguiente sentido. Al parecer cuando fue elegido Juan Pablo II la Iglesia había tomado una decisión muy fuerte contra el comunismo razón por la cual fue elegido Karol Wojtila, Arzobispo de Cracovia. Este sacerdote estaba vinculado al movimiento obrero polaco profundamente anticomunista. Al ser ungido Papa se dice que la Iglesia Vaticana tomaba partido abierta y militantemente contra el comunismo. En el caso de Bergoglio cuáles serían las razones que motivaron al Colegio Cardenalicio a elegir a un hombre proveniente de América del Sur.

A: Hay varios puntos ahí. Primero voy a cuestionar un poco el resumen que haces del conclave del 78. No es que los Cardenales hayan visto a Karol Wojtila y hubieran tomado una decisión a raíz de Polonia o contra el comunismo. La decisión de elegir un Papa siempre es una combinación de factores. Uno de los aspectos a destacar fue la turbulencia eclesial en cuanto a la doctrina. Mucha discusión, mucho desacuerdo en torno al significado y comprensión del Concilio Vaticano II. Entonces lo que más querían era a alguien que pudiera restaurar un sentido de confianza y de identidad en la Iglesia. Ahora en el caso de Bergoglio también había una crisis pero una crisis diferente a las de los años 70. Fue más institucional que otra cosa. La Iglesia después de Juan Pablo II y de Benedicto XVI tenía un fuerte sentido de identidad, nadie cuestionaba lo que enseñaba la Iglesia. El problema era que el mensaje y la evangelización no estaban llegando a la gente. Había una crisis de credibilidad en la Iglesia, sumado a una crisis financiera como también de abusos sexuales. Los Cardenales habían llegado a la conclusión que necesitaban un Gobernador, alguien que pudiera tomar en sus manos esa institución tan reticente al cambio, que es el Vaticano. Y Bergoglio aparecía como el indicado, era el hombre, pues es un reformador. Sin embargo la mayoría de los Cardenales no lo conocían. Sí los latinoamericanos por su actuación en Aparecida, pero para el resto era un desconocido. En los conciliábulos previos se empezó a hablar de él como un outsider, alguien que venía de afuera, que no era parte de la estructura de Roma. Bergoglio iba muy poco a Roma, solo a los efectos de cumplir con sus obligaciones como Cardenal, pero en cuanto podía se escapaba a Buenos Aires. En síntesis era un hombre que venía de afuera y en condiciones de reformar la institución con una mano fuerte. Yo creo que esos han sido sobre todo los criterios que condujeron a los Cardenales a elegir a Bergoglio. Al mismo tiempo en los conclaves cardenalicios lo que actúa es el Espíritu Santo, y esto los Cardenales lo dicen en serio. Es instintivo, sienten la presencia del Espíritu Santo. Por eso cuando antes del conclave Bergoglio manifestó una crítica a la Iglesia autorreferencial, encerrada en sí misma, ellos vieron que ese era el hombre ungido por el Espíritu Santo.

E: ¿Este salir de sí misma en busca de los fieles está vinculado en el caso de Bergoglio a la tradición jesuítica, en tanto esta orden en sus orígenes marchaba a los confines del mundo en labor evangélica?


A: Sin duda. Los jesuitas son misioneros. Sin embargo su discernimiento estaba vinculado a la necesidad de la Iglesia actual planteado de manera excepcional en la conferencia general de Aparecida. Aparecida ha sido el encuentro de la Iglesia más importante de los últimos tiempos que ha realizado la Iglesia. Los latinoamericanos pasaron tres años preparando la reunión. El planteo al cual había llegado la Iglesia era la distancia cada vez mayor entre las personas y las instituciones. Los mecanismos de transmisión de la fe tradicionales, la ley, la cultura, la familia están siendo socavadas por el avance de lo que puede denominarse la tecnocracia, entonces en vez de lamentarse frente a esta situación la iglesia debe volver a lo que fue, en sus principios, en los primeros siglos, cuando no tenía un respaldo legal ni institucional y no obstante el cristianismo se extendía. ¿Por qué? Porque era una iglesia militante, de gente que salía a curar, a cuidar a personas que les eran ajenas, esta acción de curar heridas de proclamar la misericordia de Dios la hizo popular. En el documento de Aparecida se proclamaba que la Iglesia asuma de nuevo aquellas tareas llamándose a esta acción, Conversión Pastoral y Misionera. La Iglesia debe aprender de nuevo a evangelizar. Para el clero latinoamericano Aparecida fue un tiempo de Pentecostés. Esto es la llegada del Espíritu Santo y la consiguiente iluminación divina.


E: El documento de Aparecida cuya responsabilidad intelectual es de Jorge Bergoglio ¿está vinculado a lo que él denomina la Teología del Pueblo? Y aclarado esto cual sería la diferencia con la Teología de la Liberación.


A: La Teología del Pueblo es una corriente teológica post Medellín, esto es la recepción de las conclusiones del Concilio Vaticano II para América Latina. Dentro de estas conclusiones podríamos decir que hubo dos grandes corrientes. La Teología de la Liberación conocida en toda América y la Teología del Pueblo solo arraigada en el Río de la Plata, muy poco conocida fuera de este ámbito geográfico. La Teología de la Liberación es la aplicación de una hermenéutica sociológica muchas veces marxista sobre el poder, en consecuencia es una visión europea y muy influenciada por las ciencias sociales. La Teología del Pueblo se encuentra influenciada por la tradición nacional popular latinoamericana que mira primero a la cultura, la tradición y la historia del pueblo como las semillas de la evangelización. La historia y la cultura conllevan las semillas propias de su liberación eso implica un gran respeto por la devoción popular esto es la gente que va a los santuarios, los peregrinajes…


E: a Luján, a San Cayetano, a San Nicolás, otras festividades en provincias donde se ve a las familias con sus hijos y abuelos marchar a los santuarios…


A: Exactamente por eso el Cardenal Bergoglio quería que sus sacerdotes estuvieran presentes en esos lugares, porque es donde el pueblo se encuentra con Dios. Y ahí hay que estar, esa es la Iglesia de la evangelización. Por otro lado la evangelización previene el Clericalismo, esto es la excesiva institucionalidad, la auto-referencialidad para usar una palabra muy bergogliana. Cuando la Iglesia vive sobre sí misma y no sale en busca o a escuchar la presencia de Dios en el pueblo la Iglesia muere.

E: La Teología de la Liberación trajo problemas muy graves a nuestro país. Muchos de los sacerdotes que se vincularon a esa corriente religiosa aceptaron y promovieron la violencia sumándose a la acción guerrillera. ¿Bergoglio en esa situación, en esa Argentina, que postura adoptó?


A: Los sacerdotes que estaban aferrados a la liberación eran los más vulnerables a la violencia, había jesuitas también conectados con los Montoneros y los Tupamaros en Uruguay. Para Bergoglio y su grupo esa no fue una opción, su opción fue por el pueblo y no una lucha política para llegar al poder como planteaba la Teología de la Liberación. Su sentido era acompañar al pueblo y que fuera el pueblo mismo quien eligiera su derrotero y abrir procesos para que el pueblo alcanzara su propia liberación. Su postura en los años 70 en la Argentina yo diría que fue peronista en el sentido de que él quería estar con el pueblo y el pueblo estaba con Perón. En ese sentido era peronista. Pero claro, un peronismo distinto al de la clase media alta Montonera.


E: ¿Un peronismo distinto al del padre Mugica, Carbone o Vernazza?


A: Mugica es el ejemplo de la Teología de la Liberación. Bergoglio como Provincial de los jesuitas no quería que sus sacerdotes se involucraran en eso y tampoco en la política y en la ideología en general. Para el la ideología es el gran enemigo del evangelio porque en el fondo es una idolatría, su postura fue apolítica. Pero que se entienda no fue a favor de los militares. El rescató a mucha gente que se estaba escapando de la dictadura.


E: Bergoglio es muy crítico del liberalismo y del marxismo. ¿En qué postura filosófica se apoya el Papa para sostener su visión? ¿En que filósofos o pensadores se sostiene?


A: En eso no es tan diferente del catolicismo en general. Ahora su postura propia podría definirla como nacional popular. Peronista en el sentido original de la palabra. Ortodoxo, de la primera época. No militante de esa corriente. Defensor de la Patria Grande que está en las mismas tradiciones históricas. Su inspiración y orientación estaba en la revista Nexo editada por Alberto Methol Ferré. También teólogos como Lucio Gera, Rafael Tello. Intelectuales muy poco conocidos fuera del Rio de la Plata pero grandes en el pensamiento argentino.


E: Bergoglio habla de evangelizar la cultura. ¿Qué significado tiene esta aserción? Mi pregunta tiene la intención de aclarar el punto puesto que tanta el liberalismo como el marxismo procuraron hacer de la cultura algo maleable a su ideología.


A: Evangelizar la cultura es una idea de Paulo VI desarrollada en un documento de 1975. Esto significa encontrar las semillas del evangelio en la cultura, en la historia y las tradiciones del pueblo y entender que la cultura latinoamericana es el resultado del encuentro de varias culturas, la blanca española, la negra africana e indígena muy influenciada por el evangelio. La Virgen de Guadalupe, las devociones populares, por ejemplo, son para el pueblo latinoamericano la señal del acompañamiento de Dios en su camino cultural e histórico. Para Bergoglio evangelizar la cultura es respetar la cultura popular tal como viene de su propia historia. Bergoglio se opone a los paradigmas liberales, marxistas o tecnocráticos provenientes de Europa que él denomina colonización ideológica.


E: Si bien la evangelización de la cultura es una idea de Paulo VI, en la cultura jesuítica que profesa Bergoglio se juntan las dos tradiciones. Cuando los jesuitas llegaron al Río de la Plata y llevaron adelante su emprendimiento religioso, las Misiones Jesuíticas, respetaron la cultura indígena, en este caso la cultura guaraní. Dentro de las Misiones no se hablaba el castellano porque para los jesuitas el resguardo fundamental de una cultura es preservar su lenguaje creándole un alfabeto guaraní…


A: Totalmente y gracias por observar esto pues los jesuitas llegaron a América en un momento donde había una crisis en el modelo colonial de evangelización. La Iglesia estaba muy aferrada a las ciudades. Había que dar vuelta ese modelo. Por eso los Jesuitas van hacia Paraguay, a la selva, a tomar contacto con los nativos, no para mantenerlos como si estuvieran en un museo sino a preservar y proteger esa cultura. Ese papel de la Iglesia que es acompañar y servir a los pobres es para Bergoglio fundamental y esa es su visión para la Iglesia actual latinoamericana. Lo que él y su grupo descubren después del Concilio Vaticano II es ir recuperando ese espíritu misionero. Porque en el período de la emancipación hay una separación trágica del clero y el pueblo. Para Bergoglio se trata de recuperar ese vínculo. Cuando el Papa estuvo en Paraguay en julio de 2015 habla con los dirigentes civiles y en términos muy románticos pondera lo realizado en las Misiones Jesuíticas. No pasaban hambre, no había desempleo, crecía la solidaridad. Bergoglio tiene una visión utópica de ese período.


E: No sé si tendré una visión romántica yo también pero frente al maltrato de los españoles asunceños y la esclavitud a la que los sometían los portugueses, los jesuitas le ofrecían otra posibilidad. Una vida digna. Y eso que dijiste vos sobre no transformar su vida en un museo es muy bueno. Preservaron su cultura pero incorporaron elementos de progreso sin destruir los basamentos de su cultura tradicional. Le enseñaron a cultivar, trigo, maíz, hortalizas. Oficios como herrería, carpintería, cerámica, imaginería. Progreso pero en línea con su cultura tradicional. ¿Es esto lo que defiende Bergoglio, entonces?


A: Las Misiones no han sido un intento de encerrar a los indígenas impidiéndoles el camino a la modernidad. Por el contrario los jesuitas no temen la modernidad ni quieren escaparse de ella, lo que pretenden es una modernidad alternativa. Una modernidad que disfrute de los adelantos de la tecnología, pero no una modernidad deshumanizadora que caracteriza los tiempos que corren.


Comentario: Tan cierto es lo que decías que cuando Carlos III expulsa a los Jesuitas de España y de los reinos americanos, las Misiones quedaron en manos de funcionarios civiles que no entendieron el proyecto por lo tanto los indígenas se fueron yendo, acercándose a las ciudades pues ya estaban en un estadio superior al mundo selvático pre jesuita, eran artesanos. Pero conservando su lengua, sus costumbres y su religiosidad.


E: Hay alguna diferencia religiosa, ideológica o epistemológica de lo que se discutió en Medellín y luego en Puebla.


A: En Medellín no habían logrado aún encontrar esa línea nacional-popular. Medellín fue muy influenciado por las corrientes sociológicas y marxistas. Por eso la Teología de la Liberación sale de Medellín. Puebla es un intento de cambiar eso. En Puebla se habla mucho de la cultura y la tradición y la religiosidad popular aparece en el documento de Puebla y no aparece en Medellín.


E:El Vaticano acaba de publicar un documento en contra de la ideología de género y del poliamor.


A: El documento se llama ¨Varón y Mujer los creo¨ salió de la Congregación de la Educación para los colegios y las universidades católicas y fue una respuesta a un pedido que han hecho muchos obispos en varios países que han tenido en sus colegios a mucha gente o alumnos que se han presentado como varón o mujer en determinado momento de sus vidas modificando la identidad precedente. Eso muchas veces va acompañado de la idea que uno puede elegir el género o el sexo porque en el fondo creen que el sexo es una creación cultural, entonces Francisco ha hablado mucho de esto desde el principio de su pontificado como un ejemplo de colonización ideológica una especie de gnosticismo. Bergoglio considera que la masculinidad y la femineidad son parte del mundo creado, otorgado por Dios como un don a la humanidad. Pero eso no quita que el Papa reconozca la existencia de los transgénero es decir de aquellas personas que por su conformación sicológica no se identifican con su cuerpo y esto causa mucho dolor. Para Francisco no hay contradicción entre la verdad y la misericordia. Uno puede afirmar la verdad del género y al mismo tiempo recibir con todo cariño y acompañar a las personas que tienen una confusión sobre su sexualidad. En enero del 2015 recibió a un transgénero español, Diego Neria, que había nacido mujer. Era un católico practicante que había sufrido mucho en su parroquia en España. Estaba casado con una mujer luego de su transición de sexo y como la gente sabía de su cambio de género lo discriminaba. Le escribió al Papa quien lo recibió en el vaticano, lo abraza le dice eres un hijo de la Iglesia si alguien te trata mal es problema de ellos y la semana siguiente en el vuelo de Filipinas habló contra la ideología de género. Para muchos esto es una contradicción para mí no lo es, si conoces a Bergoglio, esto no es una contradicción está afirmando la verdad de la existencia de genero pero también está en él la misericordia y acompañar al que sufre. Para muchos la verdad y la misericordia es una contradicción para Jesús no lo era.


E: Fue exitosa la visita de Francisco a China.


A: Logró unir a los dos obispados el oficial reconocido por el gobierno Chino y el clandestino, por así decir y crear una sola Iglesia.


E: Un sector de la Iglesia acusa al Papa de ocultar y proteger a sacerdotes pedófilos. ¿Qué hay de cierto en esto?


A: Estas acusaciones provienen del ex nuncio de los Estados Unidos Carlos María Viganó, pero no es cierto, Bergoglio negó absolutamente que protegiera estas conductas. Viganó representa a una derecha católica que está convencida que la causa de la abuso sexual de menores es la homosexualidad. Viganó está actuando como líder de ese grupo. De todos modos para no explayarme mucho, todas estas acusaciones que realiza sobre Francisco son hechos ocurridos mucho antes que fuera electo Papa.


E: Los conservadores que observan a Bergoglio con cierta inquina no esconden detrás de las denuncias de pederastia, pedofilia y homosexualidad una crítica a su manera de ver el mundo y la Iglesia, concretamente con su Teología del Pueblo.


A: Tengo un nuevo libro que está por salir en noviembre que se llama Pastor Herido. La lucha del Papa Francisco para convertir la Iglesia Católica. Donde trato el tema. Sí puedo decirte que no creo que sea una oposición a la Teología del Pueblo. Hay diferencias teológicas muy grandes aquí. Es algo mucho más evangélico. Es una oposición farisaica, se sienten muy amenazados por él. ¿Porque la amenaza? Por su énfasis en la misericordia de Dios. Al final lo que la derecha católica quiere es un sistema moral respaldado por la Iglesia para ser utilizado en una cruzada cultural moral. Francisco ha socavado esa posibilidad. Y están muy enojados. Lo que hace Francisco es volver a la Iglesia de Cristo, poner a Cristo en el centro de la Iglesia, pero lo hace de una forma tan evidente y tan clara que ha suscitado esa oposición.


E: Entre la Misericordia de Francisco y el código moral que la derecha pretende implantar no hay un problema más grave que la Iglesia viene condenando desde hace mucho tiempo que es el Relativismo.


A: Bueno lo que ellos temen es el Relativismo y de lo que acusan a Francisco es de socavar o diluir la doctrina Católica por su forma de abrazar y acoger a los abandonados, a los alejados y abrir la Iglesia a los marginados porque para ellos la religión es una identidad que les permite distinguirse de los otros. Para Francisco todos somos hijos de Dios.

Quiénes Somos

El Foro es un espacio de encuentro de pensadores que, con variada pertenencia y plural mirada, reflexionan y trabajan con el anhelo de alcanzar el desarrollo de la Argentina y la unión nacional. Nuestra Patria, y en especial sus dirigentes, necesitan contar con concepciones y propuestas que se nutran en nuestras raíces y en los valores que nos engrandecieron, para superar la imposición de una ideología “progresista” que, con un discurso único y “correcto”, pareciera condicionar y atravesar toda la realidad política del país. La importancia de contar con una usina de ideas así inspirada, que revitalice el pensamiento y la acción al servicio del Bien Común, es lo que aquí nos une.

 

Leer más.

 

NEWSLETTER

Recibí las noticias

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube

Contactate con nosotros:

Editores Responsables:

  • Prof. Claudio Chaves

  • Dr. Miguel Ángel Iribarne