La nueva Ola


La explosión juvenil de los años 60’ fue un fenómeno que abarcó a todo occidente. Comenzó en los EE.UU. y desde allí por la gravitación y el influjo de su poder se generalizó, diseminándose por el planeta. Este estruendo estuvo asociado a la libertad sexual, al feminismo, al individualismo, a la rebeldía e inconformismo respecto de una sociedad sin épica ni gloria, valorando a la juventud como un bien incuestionable.




Se le atribuyó ser portadores del progreso, la creatividad, la espontaneidad, la honestidad y el amor, sin medidas ni cortapisas.

Luego, el gigantesco crecimiento de la economía capitalista transformó a estos jóvenes en voraces consumidores, por lo tanto actores de primer orden.

En EE.UU. esta juventud impuso la moda de los sectores sociales más bajos, revelando que dentro de la revolución generacional se agitaba un costado social. Un fenómeno contrario a lo que había estado ocurriendo hasta ese momento. El jeans, la camisa barata de algodón y las botas de cuero para luego pasar a las zapatillas, se acercaban al horizonte folk. Asociado a esto surgió el rock, transformándose en la música juvenil y rebelde por excelencia.

Esta ola llegó a nuestro país irrumpiendo con fuerza inusitada, provocando los destrozos propios de los huracanes. Fue un tiempo de ruptura con las generaciones anteriores. En la superficie, lo primero que se vio fue una revolución en la vestimenta y la música.

Aquí la fuerza de esta moda se hizo escuchar y sentir y una oleada de jóvenes irrumpió en el mundo del espectáculo.

Las compañías discográficas se sumaron a esta movida que principió en llamarse “nueva ola”. Paulatinamente a medida que este fenómeno crecía el tango inició su retroceso. Atrás quedaban las populosas reuniones animadas por las grandes orquestas típicas abriéndose paso los artistas solistas y los grupos tropicales.

Los primeros creadores representativos fueron Billy Cafaro, los TNT y Luis Aguilé, aunque no eran expresión del rock propiamente dicho, si lo eran de la canción juvenil, que intentaba un camino nacional para una movida que venía de afuera. Pero lentamente el rock fue imponiéndose con fuerza por la vitalidad y desprejuicio de su danza.

Pronto la televisión se hizo cargo y el 10 de noviembre de 1962 por canal 13 a las 20.30 horas comenzaba un programa que haría mucho ruido y mucha historia. El Club del Clan. Caminos que abrieron paso a una nueva música popular.

Quiénes Somos

El Foro es un espacio de encuentro de pensadores que, con variada pertenencia y plural mirada, reflexionan y trabajan con el anhelo de alcanzar el desarrollo de la Argentina y la unión nacional. Nuestra Patria, y en especial sus dirigentes, necesitan contar con concepciones y propuestas que se nutran en nuestras raíces y en los valores que nos engrandecieron, para superar la imposición de una ideología “progresista” que, con un discurso único y “correcto”, pareciera condicionar y atravesar toda la realidad política del país. La importancia de contar con una usina de ideas así inspirada, que revitalice el pensamiento y la acción al servicio del Bien Común, es lo que aquí nos une.

 

Leer más.

 

NEWSLETTER

Recibí las noticias

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube

Contactate con nosotros:

Editores Responsables:

  • Prof. Claudio Chaves

  • Dr. Miguel Ángel Iribarne