Reportaje al Contralmirante Carlos Busser

Jefe del Operativo Rosario de recuperacion de las Islas Malvinas

 

Hace diez años el Almirante Carlos Büsser accedió a este reportaje. Fue el último que concedió. Murió en septiembre de ese año, 2012.

Reportaje al Almirante Carlos Büsser, jefe de las tropas de desembarco en Malvinas

(Reportaje publicado en Diario Alfil (Córdoba) y realizado por Daniel V. González)


1- ¿Las islas fueron tomadas en un momento inoportuno. Fue una decisión inconsulta y alocada?.

Entre diciembre de 1981 y enero de 1982 la Junta Militar adoptó algunas decisiones fundamentales respecto a la cuestión Malvinas. Dispuso proponer a Gran Bretaña la realización de un proceso negociador con agenda preestablecida, que modificara las modalidades inoperantes aplicadas desde 1965, y llevara para fines del año 1982 a una solución del conflicto pendiente de soberanía sobre los archipiélagos del Atlántico Sur.

A tal efecto lo propuso formalmente el 27 de enero de 1982 entregando una nota al Embajador británico en Buenos Aires, donde indicaba la necesidad de resolver la disputa en forma pacífica, definitiva y rápidamente en interés de todas las partes, proponía establecer una Comisión Permanente negociadora que debería reunirse todas las primeras semanas de cada mes, y que debería mantener el impulso de la negociación. Se aclaraba que la Comisión debería tener un adecuado nivel técnico-político para proponer soluciones. Señalaba por último que el gobierno argentino analizaría el futuro de esas negociaciones a la luz de la respuesta británica, que solicitaba se diera en la próxima reunión a realizarse en Nueva York en febrero de ese año. Era evidente que el gobierno argentino proponía negociar a todo lo largo de 1982. . El Embajador británico en Buenos Aires estimó que era presumible que el plazo concebido por el gobierno argentino vencería en enero de 1983, con lo que su apreciación coincidía con la posición argentina.

Para la eventualidad de que a fines de ese año no se llegara a una solución negociada, la Junta Militar dispuso que un equipo militar especial analizara la aptitud, factibilidad y aceptabilidad de la ejecución de una recuperación militar de las Malvinas y las Georgias del Sur A EJECUTAR EVENTUALMENTE, con el propósito de inducir a Gran Bretaña a negociar en serio ante ese hecho consumado. En principio se dieron instrucciones en el sentido de que en ningún caso la operación se ejecutaría antes del 15 de mayo.

En la reunión que se realizó en Nueva York a partir del 26 de febrero los británicos no dieron respuesta al pedido argentino, dando su delegación la impresión de desconocer la propuesta. La reunión se cerró con un comunicado de ambas delegaciones donde se hacía referencia a un clima cordial y positivo. Esto motivó un comunicado del gobierno argentino aclarando el verdadero sentido de la reunión. (1)

El 19 de marzo de 1982 arribó a Puerto Leith el buque del Servicio de Transporte Navales “Bahía Buen Suceso” desembarcando a los hombres de la empresa del señor Davidoff que en 1978 había acordado realizar una tarea de desguace de las instalaciones balleneras que se encontraban en ese lugar. Esta operación comercial era ampliamente conocida por el gobierno británico. Gran Bretaña creó de esta operación un incidente diplomático con amenazas y ultimátum incluido, destacando submarinos nucleares y otras naves al Atlántico Sur .A esa altura ya se había avanzado en el plan de recuperación eventual y se había dado intervención al Estado Mayor Conjunto para que produjera los planes correspondientes.

Ante la información de que se habían destacado hacia el Sur los mencionados submarinos nucleares, el gobierno argentino estimó que la llegada de esas naves al teatro de las islas Malvinas y Georgias impediría la operación eventual prevista, pero que si la Argentina se adelantaba, lo podría hacer antes de esa llegada, por lo que decidió adelantar la ejecución de la recuperación. Eso fue lo que se hizo el 2 de abril.

Como se puede comprobar, el gobierno argentino no obró ni impulsiva ni alocadamente. Se adelantó a una medida agresiva del Reino Unido aprovechando la ventaja que le daba su proximidad a las islas


2- ¿ Los militares decidieron tomarlas porque su gobierno estaba cayendo y deseaban ganarse la simpatía popular para continuar en el poder?

Nunca encontré un documento que diga eso. Sí he visto opiniones personales que lo afirman. Creo que hay que pedirles a los que hacen esas afirmaciones que las justifiquen y demuestren su fundamento. Si usted hace ese ejercicio creo que se encontrará con una gran cantidad de silencios por respuesta. Según lo que yo sé nunca hubo tal cosa.


3- ¿Es verdad que no teníamos armamentos suficientes ni adecuados para emprender una guerra de esa magnitud?

La pregunta que cabe hacer es si para defender la integridad territorial se debe tener un armamento superior y en caso contrario no luchar; o si se debe luchar siempre, independientemente de las armas disponibles. Si Liniers hubiera medido con el primer criterio las posibilidades de enfrentar a los británicos en 1806 y 1807, no hubiera recuperado ni defendido Buenos Aires. Si Belgrano hubiera hecho las mismas consideraciones antes de Tucumán y Salta, no hubiera librado y vencido en esas batallas. Si San Martín hubiera comparado los efectivos del ejército con el que fue al Perú con los efectivos de las tropas realistas que defendían ese Virreynato, tampoco hubiera liberado al Perú. Si Mansilla y sus hombres hubieran hecho la misma comparación en relación con la escuadra anglo francesa no hubieran luchado en la Vuelta de Obligado. Esta última acción resultó una derrota argentina, pero como consecuencia de ella y de otras acciones similares que la sucedieron y que también fueron derrotas nuestras, los anglo-franceses no regresaron más al Río Paraná.

Los estados nacionales luchan cuando son atacados. Nosotros lo fuimos en mayo de 1982. La Fuerza de Tarea británica debió navegar más de veinte días para llegar al teatro de operaciones y allí atacarnos. No se peleó en suelo británico. El 2 de abril no fue un acto de guerra, ya que recuperamos lo nuestro.


4- ¿Es cierto que no podíamos ganar la guerra por la diferencia entre el poder de ambos países y que la derrota era inevitable?

Creo que la pregunta se ha contestado en el punto anterior. Cuando un Estado Nacional es atacado y está en inferioridad de condiciones para la lucha, pero lo hace con valor y determinación como lo hicimos nosotros, el mensaje que le manda al enemigo y a cualquier otro eventual enemigo, es que se va a defender bravamente y no se le va a arrebatar fácilmente lo que es suyo. Ese mensaje le llegó a Gran Bretaña. La victoria británica fue estrecha y mezquina. Se rindió la guarnición de Puerto Argentino, pero no se rindió la Argentina. Gran Bretaña, que en la victoria es implacable, no nos pudo arrancar ninguna concesión. Se quedó con la posesión de las islas, pero seguimos reclamando lo nuestro como lo habíamos hecho hasta el 1º de abril. Y para Gran Bretaña el costo de mantener su usurpación se incrementó en forma astronómica. (2)


5- Se afirma que nuestros soldados, muchos de ellos eran muy jóvenes y no estaban preparados para la batalla...

Nuestros soldados conscriptos tenían 18 años y los cuadros más jóvenes excedían esa edad. Los soldados británicos más jóvenes tenían 17 años, y algunos de ellos murieron en los combates registrados. Por su sistema de reclutamiento, otros soldados británicos excedían esas edades y eran veteranos. Lo de que no estaban preparados para la batalla es algo para analizar. Puede que algunas unidades no tuvieran un buen adiestramiento, pero otras sí lo estaban . Personalmente puedo hablar de la Infantería de Marina, que estaba bien adiestrada y lo demostró tanto el 2 de abril como en el período de la defensa. Y si consideramos a los aviadores y marinos, estaban bien adiestrados.


6- ¿Usted estima que la guerra empeoró nuestra situación y nos alejó de la recuperación de las islas?

Gran Bretaña se negó a negociar la cuestión soberanía desde 1833, cuando las usurpó, hasta 1965, amparada en su superioridad militar.

Desde 1965, cuando las Naciones Unidas dispusieron que se resolviera el conflicto pendiente de soberanía, hasta 1982, Gran Bretaña se negó a negociar amparada en su superioridad militar.

Después del 2 de abril y hasta el 14 de junio de 1982 Gran Bretaña se negó a negociar amparada en su superioridad militar, implementando una farsa de negociación que sólo buscaba poner su Fuerza de Tarea frente a sus objetivos en las Malvinas.

Desde el 14 de junio de 1982 hasta el presente Gran Bretaña se niega a negociar amparada en su superioridad militar.

¿Cuál es la diferencia? ¿En qué estamos peor?


7- ¿Cree usted que hubo importantes errores en la conducción estratégica?

La guerra se desenvuelve en un marco de incertidumbre generalizada donde los errores se detectan cuando se analizan a posteriori las decisiones y se descubre que la situación que se creía era de una cierta manera, en realidad era otra cosa. Por eso parecen tan sabios los analistas de lo que pasó, que manejan hechos pasados y no incertidumbres presentes. Como en toda guerra, hubo errores del lado argentino y del lado británico.


8- ¿El mando militar no calculó que los ingleses se defenderían ni que Estados Unidos los apoyaría?

Los británicos no se defendieron. Atacaron. Lo que ocurrió es que ese ataque no se hizo evidente porque la distancia a recorrer era tan grande que cubrirla demandaba mucho tiempo y entonces no pareció un verdadero ataque. La Junta Militar había decidido reforzar defensivamente las islas el 3 de abril, al tener las primeras informaciones de la reacción británica. Intentó que las tropas que habían recuperado las Malvinas el 2 de abril permanecieran en las islas, pero esas fuerzas ya se habían replegado al continente a partir de la misma tarde del 2 de abril.. El 6 de abril se impartieron órdenes para reforzar las islas y las unidades de Infantería de Marina que actuaron en el período de la defensa estuvieron en las Malvinas el 8 de abril.

La ayuda de los Estados Unidos a Gran Bretaña se materializó durante el mes de abril, cuando ese país actuó como mediador entre la Argentina y Gran Bretaña, mostrando un comportamiento que en términos diplomáticos suele calificarse como “Pérfido”., ya que mientras simulaba mediar para evitar el enfrentamiento militar, le proveía a uno de los bando con los medios que le permitirían ejecutar operaciones que de otro modo no estaba en condiciones de realizar. Mientras simulaba mediar, entregó a Gran Bretaña misiles antiaéreos que eran tan secretos que ni siquiera estaban en uso en sus propias fuerzas,, lo que les permitió derribar gran cantidad de aviones argentinos. entregó información satelital sin la que los británicos no hubieran podido obtener algunos de los éxitos navales que alcanzaron, combustible de aviación en cantidades tan grandes que posibilitaron toda la acción aérea británica, la provisión de un buque taller para la reparación de los buques británicos que recibían averías, provisión de elementos de detección antisubmarina, entre otros elementos.

La Junta militar tuvo conocimiento de esas provisiones, pero se optó por seguir con la gestión mediadora en lugar de romper la mediación. Esta decisión puede ser evaluada como un error o como un acierto, pero los apoyos ya se habían entregado a nuestros enemigos.


9- ¿Estima usted que la guerra sólo tuvo el apoyo de una parte de la sociedad argentina?

Esa es una versión reciente que no se ha probado con ningún elemento de juicio. Le sugiero ver la foto que sale en la tapa del primer fascículo que está sacando La Nación para ver la concentración en la Plaza de Mayo, Esa gente se reunió sin ser llevada en micros, o camiones , sino que fue espontáneamente. Hoy. aparecen algunos oportunistas que pretenden presentarse como opuestos a lo que se hacía. Hay que pedirles que clarifiquen dónde y cómo expresaron su oposición a lo que se hacía.


10- ¿Cree usted que con el paso de los años la sociedad argentina entró en razón y rechaza las motivaciones de aquel conflicto?

No conozco quién dice eso, Creo que hay mucho oportunismo y muchos que quieren congraciarse con posturas oficiales que suponen pueden estar en esa posición. Usted vive en el interior del país y conoce lo que siente la mayoría de los que viven en esa región.